viernes, 28 de noviembre de 2008

ENTRENAMIENTO 27-11-08

En esta noche gélida ha habido cambios en la modalidad del último jueves de mes. Si bien estaba decidido desde no hace mucho que fuese sorteo puro de composición de equipos, al final salió una idea mejor propuesta por Miko y Martín y es que en el último entrenamiento del mes, los dos primeros clasificados del Ranking sean los capitanes de sus respectivos equipos y elijan a suertes y por orden, como hacíamos de pequeños, los jugadores.

En esta ocasión han sido Miko como primero y José Antonio como cuarto al no estar presentes Nacho y Rubén, segundo y tercero respectivamente, los encargados de elegir jugadores para sus respectivos equipos. A esta modalidad de partido se le va llamar AMIGOS DE MIKO vs AMIGOS DE DURIO.



Una vez repartidos los jugadores, los amigos de Miko eran Carlos, Pablo, Bucha, Jesús y Joan; y los amigos de Durio: David, Roberto, Jorge, José Luis y Martín.





Si bien a priori los equipos parecían bastante descompensados, luego durante el partido ha sido otro cantar.

A los entrenamientos volvía Jesús después de estar un mes en el dique seco tras la operación a la que fue sometido.

Nos adelantamos 0-2 con goles de Durio. Estábamos bien plantados en defensa y ese revés al rival no le sentó nada bien. Acortaron distancias en el marcador pero nos volvimos a poner 1-3. Las cosas seguían igual, los de Miko no sabían que hacer con el balón arriba y nosotros aprovechábamos muy bien nuestras opciones en ataque pero esto no "es 2 y 2 son 4" y de nuevo volvieron a acortar distancias en el marcador. 2-3 pero apareció Roberto para distanciarnos de nuevo 2-4.





Ahí se quedó el resultado durante un buen rato. Era un momento importante. De repente y a falta de 15 minutos para la conclusión del entreno, los de Miko empezaron a presionar fuerte arriba y llegó el 3-4 y un poco más tarde el empate a cuatro.





Yo sabía perfectamente que si se ponían por delante iba a ser muy difícil darle la vuelta al marcador y... desgraciadamente, no me equivoqué.





Se pusieron 5-4 a favor. La presión en todo el campo nos estaba haciendo mucho daño y esos tres goles tan seguidos nos dejaron tumbados y desorientados en la lona. El árbitro contaba: "...uno, dos, tres..., cuaaaatro..." A duras penas pudimos levantarnos pero ya percibíamos que era demasiado tarde, la ceja estaba abierta y sangrando. Nos pasó como la semana pasada, nos metieron el 6-4 y aunque sabíamos que aun quedaba tiempo, que aún era posible, nuestra mente nos decía que nones.





Logramos acortar distancias poniendo el 6-5 en el marcador pero ya era demasiado tarde. Eran justo las 22:00 y los siguientes equipos ya estaban para saltar al campo...





Lo tuvimos ahí, tan cerca... Creo que soy yo el gafe de todo esto, me acompaña una especie de maldición. Aquel que va conmigo tiene muchas posibilidades de perder, y de perder de la forma más cruel. Aun no he ganado un partido, y ya van 8. Sólo tengo un punto y es por un empate. Y es más, todos los partidos quitando uno o dos a lo sumo, han tenido historia parecida... Los tenía que haber ganado! De hecho, si leeís otras crónicas, la historia se repite... Vamos ganando por varios goles y en el último cuarto, no sé por qué, nos empiezan a remontar y terminan ganando el encuentro. Ya me lo tomo a risa pero de verdad, hay algo de misterio en todo esto, jajaja.





Lo mejor: Me quedo, si me lo permitís, con la clase de Jorge. Hoy ha ido dejando infinitas perlas de calidad. Martín también ha completado un encuentro digno. Durio me está sorprendiendo partido a partido por su esfuerzo, su confianza y su forma física. Gran momento del 10, está cambiando y haciendo cosas nuevas. Me quedó con el golazo del reaparecido Jesús. Al primer toque ha tirado desde su banda izquierda y el balón ha ido colocado, ha dado en un poste, luego en el otro y me la ha colado. Me ha jodido porque yo era el portero y esos goles no me los pueden meter, llámese Jesús o Garraticoechea!
También me quedo con los pases de tiralineas que hace Miko desde su posición de defensa. Otra cosa qu vuelvo a destacar es que, de nuevo hemos llegado todos puntuales y el partido ha empezando un poquito antes de su hora por lo que... genial! Por último, me ha gustado mucho esta nueva modalidad de que elijan el primero y el segundo del Ranking.

Lo peor: Mi cámara de fotos o el frío que pasábamos cuando nos tocaba banquillo...

La anécdota: Hemos jugado sólo con un balón, el que teóricamente está peor porque el otro presumiblemente está en el coche de Felipe desde el último partido de Liga de Waikiki

jueves, 27 de noviembre de 2008

RESULTADOS, CLASIFICACIÓN Y PRÓXIMA JORNADA




miércoles, 26 de noviembre de 2008

RANKING Y CINCO IDEAL Entreno 7

Esta semana lo más destacado es la entrada en el Cinco Ideal de José Antonio, que se coloca cuarto.

Por otro lado, Miko y David llevan trayectorias totalmente dispares. El primero no hace más que ganar y ganar partidos sentando las bases de lo que puede ser un largo reinado y el segundo no deja de excarvar en un hoyo del que ya no ve fondooooooo.

lunes, 24 de noviembre de 2008

MAOU CINCO ESTRELLAS 3-12 WAIKIKI


Jornada 5

PARTIDO QUE SE SOLVENTÓ DESDE LA SERIEDAD Y LA CONTUNDENCIA PARA NO DEJAR NINGUNA POSIBILIDAD A UNA POSIBLE SORPRESA, TÍPICA EN ESTE TIPO DE PARTIDOS.

Goles
Bucha (3)
David (3)
Durio (3)
Zalo (2)
Jaime (1)


La Jornada 5 nos hizo madrugar demasiado -las 09:30- y en un campo maldito -la Elipa- donde la última vez que jugamos en él fue contra Real Armada la última jornada de la temporada pasada y nos llevamos la mayor goleada de la historia de Waikiki, 13-2.

En esta ocasión el resultado fue muy parecido pero a nuestro favor y ante un rival que llegaba penúltimo en la liga pero que en los enfrentamientos contra los grandes había perdido de forma mínima.

Fue una buena señal, y ojalá que se siga repitiendo de aquí a la eternidad, que siendo tan pronto, poco antes de las 09:15 ya estábamos todos en el campo. Faltaba Miko pero porque venía con Jaime, fichaje de última hora ante la ausencia de Rubén que no pudo asistir por irse de viaje a Valladolid.


Es un hecho que llegando con un mínimo de tiempo, podemos hablar un poco del rival, calentar en condiciones y empezar el partido más concentrados y sin prisas de ningún tipo.

Así pasó. Antes del pitido inicial nos dimos cuenta que el equipo rival iba a comenzar sólo con cuatro jugadores en pista (tres más el portero) ya que todavía no había llegado el resto de Maou.

Teníamos que aprovechar esa desventaja numérica para hacer el mayor número de goles posible y tener el partido finiquitado cuanto antes.

Pues bien, en los ocho minutos que duró esa desventaja metimos cuatro o cinco goles pero podíamos haber metido muchos más de no ser porque en la mayoría de ocasiones actuábamos como hermanitas de la caridad y nos empalagábamos en dar un último pase que no hacía falta o en no ser contundentes y prácticos disparando a puerta. Bueno, que todos los problemas fuesen así.






Ya con cinco jugadores del equipo rival, empezó otro partido pero con la misma superioridad del lado waikikero.







Antes del descanso se coló el balón bueno en uno de los ventanales del Pabellón y ahí se quedó entre las rendijas esperando ser rescatado al finalizar el encuentro.







Ya en la segunda parte y en los primeros diez minutos Waikiki dió su mejor versión con Miko atrás, Jaime en la izquierda, un servidor en la derecha y Bucha arriba.





En una de éstas (voy a hablar de dos de mis goles) Jaime me hizo un pase por alto desde su campo y yo rematé de cabeza adelantándome al portero entrando el balón por la escuadra.



Pero más bonito fue el siguiente. Durio dice que posiblemente sea el mejor gol de mi carrera, puede ser... Jaime avanza por la izquierda, entra en campo contrario me pasa a la derecha y casi desde el centro del campo engancho la pelota de primeras y con el exterior. El balón sale disparado hacia la portería contraria. En un principio pienso que se va a ir fuera o que va a dar en el palo pero veo que el esférico describe una curva y se mete por toda la escuadra derecha del portero contrario. Un golazo que ni yo mismo me creía. Zalo me dijo algo así como que me podía jubilar ya... Felipe -que estaba de mister- fue al primero que vi y se lo dediqué a él besándole la mano... no sé por qué, que idiotez...




Dejo de hablar ya bien de mí porque al final del encuentro nos metieron dos goles tontos y uno de ellos fue por mi culpa porque me robaron el balón por irme cual cabra loca por la izquierda dejando desguarnecida la defensa y propiciando una contra mortífera.




Un poco antes, Miko se enfrentó dialécticamente con el portero rival tras un rifirrafe en un saque de banda donde el cancerbero no quería darle la pelota y al final esa jugada terminó con gol mío a pase desde saque de banda de Miko y éste aprovechó para responderle. Una tontería que calentó un poco a Maou.


Al final, victoria sin problemas ante el típico equipo que en principio hay que ganar pero que luego te empata o te gana y son esos tropiezos los que te terminan alejando del título.



Lo mejor: me quedo con mi gol, con los hat-tricks de Durio, Bucha y el que escribe, con el trabajo de todo el equipo, con la soberbia labor de Jaime recuperando balones y estando inmenso arriba y con la dirección de Felipe como mister, que nunca lo he destacado pero está sabiendo mover muy bien las manijas del equipo desde el primer partido de liga.



Lo peor: la lesión de Jaime a mitad de segunda parte, al parecer un esguince de tobillo. Esperemos que no sea mucho y pueda estar restablecido en poco tiempo.


La anécdota: el balón que se coló. Una vez finalizado el encuentro pudimos rescatarlo gracias a una escalera que nos dejaron los empleados del Polideportivo y que utilizó Durio para subir y de paso "limpiar" de cosas el hueco del ventanal :P



video
La pregunta: ¿Por qué Ángel, el mítico 9 de Waikiki, no ha venido todavía a vernos jugar?

viernes, 21 de noviembre de 2008

ENTRENAMIENTO 20-11-08

Teniendo entrenamientos tan intensos, disputados y sanos como los que estamos pudiendo disfrutar últimamente, no me extraña que todos estemos deseando que lleguen los jueves por la noche.

Para esta ocasión contamos con la vuelta a los entrenos de Carlos, habitual de la pasada campaña, que llegó justo cuando se cumplía el toque de queda tras el que se activaban las medidas aprobadas recientemente.

Los que no pasaron el corte fueron Martín y Jorge, que llegaron bastante tarde y tuvieron que ponerse de porteros. No obstante, fuimos benévolos y sólo se pusieron de portero 10 minutos, en contra de los 20 minutos que se habían estipulado para castigar este tipo de actos.

En un equipo iban Zalo, David, Pablo, Carlos, José Luis y Martín, y en el otro Fran, Bucha, Roberto, Miko, Jorge y Durio.





En el partido nos adelantamos en el marcador con un precioso tanto desde lejos de Pablo que dió en un palo, luego en el otro y se metió. De preciosa factura. Poco después volvimos a "mojar" estableciendo el 2-0 en el luminoso, todo ello gracias a un buen trabajo defensivo y a una buena posesión del esférico distribuyéndolo con criterio.





Al poco tiempo nos marcaron el primero, obra de Fran de potente disparo en la frontal del área, ante el que nada pude hacer. Prácticamente imparable. 2-1.





Al rato, nos volvimos a adelantar 3-1 pero el equipo rival no cesaba en su empeño de intentar remontarnos y volvió a acortar distancias. 3-2.





Disfrutábamos de multitud de ocasiones clarísimas para ampliar distancias en el marcador e irnos definitivamente pero no las aprovechábamos... y cuando digo clarísimas, digo simplemente esas de empujar la bolita a las mallas y seguidamente echarnos las manos a la cabeza de no haber metido eso, ya me entendeis...





La historia se volvía a repetir instantes después... 4-2 para nosotros y seguidamente 4-3...pero en esta ocasión, ellos volvieron a marcar y nos empataron a cuatro. Estaban con ganas de aguarnos la fiesta y nuestro equipo estaba desfondado físicamente y hacía falta calmar un poco el partido. Teníamos al equipo roto por el centro, es decir, había mucha distancia entre la línea defensiva y la atacante.



Tanto fue el cántaro a la fuente que al final el rival se terminó adelantando en el marcador. 4-5. Teníamos que templar un poco el partido y mantener la cabeza fría para hacer frente a esta nueva situación.



Gracias a nuestro esfuerzo, conseguimos empatar el partido a cinco por medio de Zalo. Quedaban 10 minutos y podía ocurrir cualquier cosa. Yo pensaba que el partido podía acabar como el último entreno, con empate.



A falta de cinco minutos, el rival se volvió a adelantar en el marcador gracias a un formidable gol de Fran de tiro cruzado que limpió las telarañas de la escuadra izquierda de nuestro portero. Un gol muy al estilo de Jesús. 5-6.



Yo pensaba que aquí se había acabado la historia. Intentábamos atacar más con el corazón que con la cabeza y perdíamos el balón muy rápido. En una de éstas, nos volvieron a marcar. 5-7 y quedaban 2 ó 3 minutos escasos para el pitido final.



Poco antes de que entrasen los de la siguiente hora conseguimos acortar distancias por medio de Martín pero ya era demasiado tarde. Perdimos.



Y perdimos jugando bien pero perdonando lo imperdonable arriba y ellos se fueron haciendo más y más fuertes en defensa y demoledores en ataque. Enhorabuena a los dos equipos por darnos emoción y calidad hasta el final.

Lo mejor: la entrega y empeño de ambos equipos por intentar alcanzar la meta de la victoria; los goles de Fran; la defensa de Martín, el golazo de Pablo y las fotos hechas por Roberto con su nuevo móvil modelo "hgtssd 452wd asd ándale".

Lo peor: Nada que destacar.

La anécdota: La entrada en vigor de las medidas aunque un poco "lights". También Rober, que al torcerse el tobillo, estuvo unos segundos en el suelo, se levantó con todo el mundo rodeándole y se fue hacia su campo diciendo muy serio y tranquilo: "Me he torcido el tobillo... pero no pasa nada"