domingo, 27 de febrero de 2011

ENTRENAMIENTO 24-02-11

Después de que la semana pasada no pudiésemos entrenar por la lluvia, este jueves había ya unas ganas locas por darle al balón.

Faltaron Dani (concierto), Zalo (lumbalgia) y Joan (trabajo).

En su lugar vinieron Durio, que regresa a los entrenamientos y que va a intentar volver a estar presente cada semana, Jesús y Miko, que debuta este año después de haber podido cambiar por fin los días de natación.
A las 20:55 estábamos solo tres en las gradas (Ángel II, Bucha y un servidor) y es una pena porque la pista estaba libre y podríamos haber empezado un poco antes.
Echaban los dos primeros, José Luis y Rubén.
En el equipo de José Luis iban Ricar, Durio, Miko, Felipe y Gutxi; y en el de Rubén, Jesús, Dani Fresnillo, Bucha, David y Ángel II.

A simple vista, y con todos los respetos para el equipo contrario, los de Rubén formaban un equipo muy poderoso y todo parecía indicar que las plantillas estaban bastante descompensadas pero... las apariencias engañan y el entreno fue una soberana lección de que no basta con tener un buen equipo si las piezas no están engrasadas y encajan perfectamente.

Eso es lo que nos ocurrió. En los primeros 15 minutos íbamos perdiendo 6-0, sí señores, lo que oyen.

Que por qué? Primero porque parecía que nos habían colado un virus y todos defendíamos de forma deslabazada. Si a esto le unimos que el rival estuvo especialmente iluminado y efectivo pues... apaga y vámonos.
Intentamos remontar en el marcador más con el corazón que con la cabeza pero el reto era harto difícil.
Las distancias se acortaron en un momento del partido a sólo dos goles pero nos volvieron a meter dos goles más por errores de colocación en el campo y la distancia volvió a pasar a cuatro.
Antes de que se fuesen los focos nos volvimos a poner a dos pero sin sensación de poder ponerles ni mínimamente nerviosos.
Fin del entreno y partido desastroso nuestro y eficiente y bien "leído" del rival.

Estas son las declaraciones de gran parte de los allí congregados nada más finalizar el entreno:
video
Palmas: Me gustó mucho Felipe, que hacía con nosotros lo que quería; José Luis también estuvo muy bien en defensa al igual que Miko mientras que Durio y Gutxi no pararon de correr e intentar desmarcarse arriba y Ricar volvió a brillar con luz propia.

Pitos: Todo nuestro equipo. Parecía como la peli de Michael Jordan, "Space Jam" en la que nos quitan todas las habilidades.

Chascarrillos: Toda esta semana ha hecho un tiempo de fábula rondando los 20º y eso se agradece a esas horas de la noche. Otro tema que no tiene que caer en vicio es la hora de llegada a los entrenos: 20:45 salvo la gente que tenga compromisos previos. Por favor.

martes, 22 de febrero de 2011

DRINKING TEAM 3-2 WAIKIKI




PARTIDO DE TÚ A TÚ CONTRA UNO DE LOS POSIBLES CAMPEONES DE LIGA ESTE AÑO PERO QUE DEJÓ SENSACIONES EXTRAÑAS YA QUE SE DEFENDIÓ A MUERTE Y DÁNDOLO TODO PERO DE FORMA MUY DESORDENADA.
Jornada 15
Goles
Felipe
Rubén
Al partido no pudieron venir Bucha, Jesús y Paco (Los Ángeles). Para la portería volvimos a recuperar a Dani.
Jorgico vino pero le dijo a Félix que mejor no jugaba ya que estaba aun un poco enfermo.
Se acercó a vernos Maroto, amigo de Rubén y las fotos volvieron a correr a cargo de Rocío.


Comienzo del partido e ilusión por ver si esta semana había un punto de inflexión y atacábamos más.


Dirnking Team se sentía incomodo ya que presionábamos muy arriba y casi sin dejarle tiempo para pensar.


El problema era que nos cansábamos rápido y había que pedir cambio cada dos por tres.


El problema de presionar era que si lo hacías de forma desordenada, el equipo se rompía en dos y eso lo aprovechaba Drinking Team para generar bastantes ocasiones de peligro.


Dani estuvo como siempre muy bien aunque él mismo dijese que no y pensase lo contrario al final de la primera parte argumentando que "no estaba".


Félix intentaba hacernos ver que esperásemos más atrás y que no diésemos metros al contrario.




Y mientras tanto, Dani seguía a lo suyo haciendo lo que mejor sabe hacer: desquiciar al rival con sus paradas.




De vez en cuando teníamos alguna que otra ocasión ya que robábamos el balón muy arriba gracias a Felipe o el delantero que estuviese en ese momento.


En una de éstas, Felipe que estuvo de 10 durante todo el partido y se desfondó defendiendo hasta decir basta, se quedó sólo delante del portero después de robarle el balón a un defensa, pero con tan mala fortuna que el portero le cerró rápido todos los huecos y el balón se fue a corner.




En el descanso, 0-0 y bronca de Félix a los jugadores ya que nos estábamos dejando llevar por las ansias de robar el balón muy arriba y dejábamos mucho espacio atrás.




Al comenzar la segunda parte, sorpresa agradable, un balón perfecto de Rubén por alto lo recibe Felipe dentro del área y sin dejarlo caer le hace una especie de semivolea-vaselina al portero y el balón entra suavemente por la escuadra. Un señor gol.






Como últimamente suele pasar, la buena noticia no duró mucho y en un pase de la muerte desde la banda que no llegó a interceptar Durio, el balón le llega a su jugador nº 51 que sólo tiene que empujar la bola al fondo de las mallas sin que David, que seguía la marca, pueda hacer nada por evitarlo y que encima, se choque contra el poste tras deslizarse por el parquet. Pared perfecta y otra vez tablas en el marcador.




A continuación vinieron los peores minutos de Waikiki. Se mascaba desde el banquillo que el gol de Drinking Team podía llegar en cualquier momento ya que nuestros jugadores estaban desfondados y las ocasiones de gol se contaban a pares.


Al final pasó lo que pasó, gol y Drinking Team daba la vuelta al marcador celebrándolo por todo lo alto. 2-1.




Nosotros ya no teníamos fuerzas para llegar arriba y el balón lo perdíamos en cuestión de segundos. Flotaba en el ambiente una sensación rara, como de desidia y bajada de brazos.


El tercer gol del rival no tardó en llegar en forma de pase de la muerte y gol desde el centro del área al lado izquierdo de Dani. 3-1




Pedimos tiempo muerto ya que desde el banquillo lo estábamos pensando desde hace un rato para dar un respiro a los que estaban en pista y aparte, también vimos a Rubén desde el campo solicitándolo. Se lo preguntamos a Félix si lo pedíamos y dijo que hiciéramos lo que quisiéramos ya que nos decía una cosa y hacíamos otra... En el tiempo muerto se quedó sentado y no se acercó al grupo por lo que nos sentimos bastante incómodos ya que no deseábamos esa situación.
Después del tiempo muerto, en una falta lanzada magistralmente por Rubén el balón dibujó una curva perfecta de fuera a adentro y entró por toda la escuadra ante la atónita mirada del portero.






Todavía podíamos conseguir algo. 3-2 y la esperanza nunca hay que perderla.
En la última jugada, desde la banda se asisitió a Rubén para que tirara a puerta raso pero el portero la paró y esa fue nuestra última oportunidad para empatar en lo que creo, hubiera sido un resultado justo.






Al final, 3-2 y sensaciones encontradas. Por un lado, nos dejamos la piel defendiendo pero por otro nos dejamos llevar y no hicimos caso a nuestro entrenador. Más tarde en la comida Homenaje Tito Ángel le pedimos disculpas Durio, Rubén y un servidor en nombre de todo el equipo.
Waikiki sigue en este camino tortuoso buscando su identidad o al menos, intentando recuperar su filosofía de juego. Ni antes éramos tan buenos ni ahora somos tan malos. Todos conocemos las virtudes y los defectos de este equipo pero debemos estar unidos en este bache que quizás lo estamos queriendo "engordar" más de lo que realmente es, y lo que es más importante ahora mismo, salir al terreno de juego a disfrutar, a divertirnos ya que esto dentro de unos años no podremos hacerlo y ahora mismo somos unos privilegiados de poder vernos y practicar juntos este hobby.


Palmas: El equipo se dejó la piel defendiendo mal o bien pero puso toda la carne en el asador y estuvimos todos a una en la primera parte. La segunda, el físico nos jugó una mala pasada. De este partido me quedo con Felipe en todos los aspectos, y con Rubén y sus brillanteces, y con Dani y sus 30 brazos.
Pitos: Fueron momentos un poco tensos la charla del descanso y la ausencia de Félix en el grupo en el tiempo muerto de la segunda parte. Afortunadamente las cosas se hablaron luego tras la comida y aquí no ha pasao ná.
Chascarrillos: Parece ser que casi nadie lee las crónicas, o por lo menos concretamente esta semana respecto a la del domingo anterior frente a M.T.C. Empecé preguntando a unos y otros y sólo Zalo y Jorgico la leyeron. Todo esto vino a cuenta de que empecé a preguntar si se habían leído mi opinión sobre lo de volver a los orígenes, etc, etc. La verdad es que se te cae el alma a los pies... que estés perdiendo muchísimo tiempo en elaborar el texto, con las fotos, los montajes, etc, etc, y que no te lean o que por lo menos escriban algún comentario... Te quita toda la ilusión e imagino que me entendereis...

miércoles, 16 de febrero de 2011

ULISES F. S. 4-1 WAIKIKI



WAIKIKI VOLVIÓ A ACUSAR FALTA DE PEGADA ARRIBA, SI BIEN LA DEFENSA NO ESTUVO MAL DEL TODO EN UN PARTIDO DONDE EL RESULTADO FINAL NO REFLEJA LA IGUALDAD QUE HUBO EN EL MARCADOR

Jornada 14

Goles
Jesús
Jugábamos contra Ulises F. S., uno de los rivales más duros de la tabla y para este partido no contábamos con Bucha (París), Miko (fuera de Madrid) y Rubén (Valladolid). Felix volvió a faltar por segundo domingo consecutivo y al habla con él esta semana comentaba que no pudo ir.



Parecía que Jorgico tampoco iba a aparecer ya que llegó casí cuando iba a comenzar el encuentro.

A todo esto, Zalo no sabía que Rubén no venía y por otro lado se le notaba un poco inquieto por la tardanza de Jorgico, pero al final llegó.

[Pero esto es un cachondeo o qué]

Para el tema de las fotos, volvimos a contar con la Srta. Rocío, a la que por cierto, la Presidencia está estudiando hacerle ya un contrato en practicas, no remuneradas por supuesto... pero bueno, eso le viene bien para engordar su CV XDXDXD

Los cambios los hizo Paco desde la portería.

La primera parte no discurrió mal del todo ya que estábamos bastante concentrados y siguiendo casi todas las paredes.
Bien es cierto que Paco tuvo trabajo y lo solventó perfectamente, como ocurrió la semana pasada.



El problema era que arriba no hacíamos ni cosquillas. El mayor peligro eran los tiros de Jesús, pero eran lejanos y por alto. Aparte de eso, nada.








[Esfuerzo al máximo]




[Couuuggggghhhh, qué balonazo!!!]


[Puedo pararlas hasta con el antecodo]


[Oye, has visto un balón por aquí?]


[Flushhh... hago así y desvío el balón con la vista]

Finalizando la primera mitad el acoso de Ulises F. S. se hizo más notorio por lo que tuvimos que pedir tiempo muerto.






[Ven aquí, mi arma]


[Ahhh, se siente, no la has metido]


[Esa pelota es miiiiiiaaaaaaa]

La mala suerte en forma de gol en contra se produjo justo antes del pitido del descanso. Paco recibió un balón en sus partes nobles al parar un tiro y el rechace le vino a un delantero rival que con nuestro guardameta casi en el suelo rabiando de dolor (vease imágenes) y con Felipe intentando tapar hueco en la portería, consiguió introducir el balón entre los tres palos.


[Ohhh, my webs]


[Pero es que te la puedo parar con coreografía a lo Fama y todo]


[Joer, me siguen doliendo un huevo...]

1-0 y a coger aire en el descanso.


Nuestro problema quizás era que estamos demasiado obsesionados con defender y no buscamos soluciones para atacar mejor (teoría de Durio). Parte de razón tiene el 10 waikikero ya que posiblemente no tenemos mordiente a la hora de defender y además lo hacemos demasiado atrás, con lo que el rival puede subir el balón sin muchas complicaciones. Otra razón de nuestra poca llegada arriba es que cuando nos presionan cerca de nuestro área nos cuesta sacar el balón en condiciones y lo acabamos perdiendo rápidamente.






[Menuda panzá a dormir... Dónde estoy?]

En la reanudación, más de lo mismo, llegadas y más llegadas de Ulises F. S. y más y más paradas de Paco.
Al final, tanto va el cántaro a la fuente que... llegó el segundo el gol en contra. 2-0 y prácticamente casi todas nuestras opciones de conseguir algo positivo tiradas por la borda.



Intentamos la alternativa de jugar con portero/jugador colocando a Zalo en esa posición pero fue peor el remedio que la enfermedad ya que por no mover bien la pelota arriba, o mejor dicho por moverla de forma horrible perdiendo balones en zonas muy comprometidas nos metieron dos goles más de forma facilísima, desde lejos y a puerta vacía. Dos regalos, vaya.


[Empotrón]

Con 4-0 en el marcador y cabizbajos dimos el partido por perdido ya que no había tiempo material ni para empatar.


En los últimos minutos Jesús metió el gol de la honra pero esto queda casi como una mera anécdota.

[Luego te pago por haberte dejado el gol... Jorgico no debe enterarse...]

Al finalizar el partido Durio hizo unas declaraciones en las que se ofrecía para entrenar al equipo y sacrificar su faceta de jugador, de momento en los partidos que no pueda venir Félix de los que restan de temporada (3) y ya para la temporada siguiente tomar las riendas del equipo.

Interesante propuesta... Siempre que ha estado de entrenador sus equipos han reaccionado. Puede ser el Victor Espárrago de Waikiki...

Ya hablando un poco más en profundidad de los síntomas de Waikiki, aparte de lo que estuvimos hablando en el descanso, creo que el equipo necesita un cambio de rumbo en su forma de jugar, necesitamos volver a nuestros orígenes donde la garra, el corazón, el esfuerzo y la velocidad eran nuestras armas para asfixiar al contrario y no dejarle jugar a gusto y compensaban nuestras limitaciones a la hora de sacar el balón y rotar. Bien es cierto que algunos ya no tenemos la misma forma física de antaño pero eso se suple perfectamente dándolo todo en el campo y cuando uno acaba extenuado pide el cambio y ahí están las sustituciones con un banquillo de dos o tres jugadores.

A ver, también debe quedar claro que los dos últimos partidos no han sido malos del todo. Tampoco hagamos un drama de esto, hemos jugado contra dos equipos (M.T.C. y Ulises F. S.) que son potentes y que suelen ser primeros de grupo; y que han sido partidos muy intensos y ajustados en el marcador donde el resultado se ha decidio por cosas muy puntuales. El rival también juega aunque sí que es cierto que mejores que nosotros no han sido.

En definitiva, debemos mirarnos el ombligo y retroceder en el Delorean a octubre de 1997... Os recomiendo que os echeis un vistazo al video del primer partido de Waikiki vs Ciclón Bival sobre cómo defendíamos...

Palmas: En la primera parte no estuvimos mal del todo en defensa. Jugador destacado: de nuevo Paco, parándolas hasta con los "cohone".

Pitos: nuestra dificultad para generar ocasiones de gol.

Chascarrillos: sin lugar a dudas, la propuesta de Durio pensando por y para el equipo y sacrificando su faceta de jugador por la de mister.